La luz es el punto de partida del estilo nórdico y clave alrededor de la que gira toda la decoración escandinava. Junto a las ventanas, está por tanto la ausencia de cortinas y visillos. Ventanas sin cortinas abiertas al exterior. Eso si, si tu hogar las precisa y no quieres renunciar a este estilo, busca siempre que sean de tonos claros y naturales, sencillas y que permitan el paso de la luz. Busca el equilibrio, pensando en los meses más calurosos y haz de tu casa un espacio lleno de luz.

Habitación estilo nórdico

Los tonos claros en el suelo y las paredes, ayudan a multiplicar la claridad, algo más que necesario en países Nordicos.
Introduce el color en la decoración, el blanco, beig y los grises más claros de paredes, suelos y muebles, aparece el color siempre coordinado a través de los elementos decorativos. El negro es el color estrella en el estilo nórdico, pero introdúcelo siempre con sutileza y mézclalo con la calidez de la madera, una mesa auxiliar de madera con patas negras y un detalle de metal seria ¡perfecto!.

Después del blanco, el negro y los tonos naturales, el color que toma gran importancia en la decoración nórdica es el verde, aclarado con blanco o tocado de gris, te permite además darle más protagonismo a los elementos naturales. Y si quieres más color, te damos un truco: Aclara siempre tu color favorito con blanco, así le darás más luminosidad y creará una atmósfera bien coordinada con el resto de elementos.

En cuanto a los muebles puedes utilizar grandes muebles, de líneas depuradas y ligeras. Con poco adorno y siempre funcionales. Por ejemplo, una gran mesa de comedor con unos bancos corridos que pueden servir para comer, trabajar o para que jueguen los niños, será el mueble estrella de tu salón, aunque el espacio no sea de grandes dimensiones. Eso sí: Es importante asegurar el orden y que el protagonismo sea del mueble y no los elementos decorativos que lo sobrecarguen.

Comedor estilo nórdico

El Diseño Nórdico es sinónimo de elementos prácticos y duraderos.

Los sofás con diseño nórdico son piezas de líneas rectas y simples, habitualmente fabricados en tejidos que siguen la misma filosofía y además permiten mantener el calor. Es habitual en este tipo de sofás ver diseños en tejidos que potencian la luz y con pies de madera que estilizan su figura siguiendo un estilo más clásico y le otorgan ese aire delicado y cálido tan característico.

En Union fabricantes de tresillos puedes encontrar una gran selección de sofás de estilo escandinavo que aportan a la decoración un aire único sin renunciar a la comodidad que requiere un hogar. Y lo mejor de todo, ¡a precios increíbles!
¿Cuál es tu preferido?

Salón y sofás estilo nórdico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario